Aprender Inglés en 2013

Aprender Inglés en 2013

Estamos empezando un nuevo año, y lo primero que quiero deciros es ¡¡¡FELIZ AÑO NUEVO!!! Espero que sea un año en el que podamos aprender inglés juntos. Espero que estéis pasando unas buenas Navidades. Yo lo estoy pasando fenomenal con mi familia, pasando más tiempo con ellos, algo que necesitaba hacer. En este momento del año es muy normal plantearse cómo queremos que sea el nuevo año, y una cosa que muchos hacemos es plantearnos algún propósito de año nuevo. Yo, por ejemplo, me he puesto el propósito de ser más puntual (¡me temo que no es la primera vez que me lo propongo!). En este blog os voy a intentar ayudar a los que tenéis la intención de mejorar vuestro inglés en este año.

¿Qué es un propósito de año nuevo? Es una promesa que nos hacemos a nosotros mismos sobre un aspecto que queremos mejorar en nuestra vida. En inglés los llamamos “New Year’s Resolutions”. Algunos propósitos típicos son dejar de fumar, hacer deporte, ahorrar dinero, … o aprender un idioma. Es ahí donde vengo yo con mis consejos que espero que te ayuden (sigue leyendo por favor).

Lo primero que quiero decir es que en realidad cualquier momento es bueno para plantearse propósitos para mejorar nuestro inglés. No tiene por qué ser a principio de año, así que si estás leyendo esto en marzo o septiembre o cualquier otro mes, no te preocupes porque los consejos que voy a dar a continuación son igualmente válidos.

Antes de empezar con los consejos para mejorar vuestro inglés, quería dar un breve repaso a algunos trucos que da el psicólogo Richard Wiseman (puedes visitar su blog en www.richardwiseman.wordpress.com), que ha estudiado a distinta gente que ha hecho propósitos de año nuevo, llevando un seguimiento a lo largo del año, y viendo hasta qué punto cada persona ha conseguido su propósito. Con algunos de los consejos de Wiseman no estoy del todo de acuerdo, así que he seleccionado mis favoritos. Ahí van:

-       Elige un solo propósito: Como decimos en español, quien mucho abarca poco aprieta. Si intentamos varias cosas a la vez es probable que no le pongamos el suficiente empeño a cada una de ellas, y como resultado es menos probable que lo consigamos.

-       No te desanimes con los pasos atrás: Si te has propuesto estudiar inglés todos los días, y luego te viene una racha mala y no puedes estudiar un día (o una semana), levántate sacúdete el polvo y vuelve a empezar. Es inevitable que tengas contratiempos, así que conviene que estés mentalizado sobre cómo reaccionar cuando lleguen.

-       Plantéate objetivos concretos: Evita los propósitos un poco ambiguos como “mejorar mi inglés”. Mejor plantéate objetivos concretos, como “mejorar mi inglés hasta nivel upper-intermediate” o “mejorar mi inglés para presentarme a determinado examen”. En este enlace  encontrarás más información sobre niveles y una prueba de nivel que te servirá para medir tu progreso.

Una vez que te hayas establecido un objetivo concreto (con un plazo de tiempo establecido), decide cuáles van a ser los pasos para conseguir ese objetivo. Por ejemplo, “dedicarle una hora al día al inglés”. Para el inglés funcionan mejor este tipo de estrategias que por ejemplo decir “voy a leerme equis número de libros en inglés”, porque si nos centrásemos en una destreza del inglés (en este caso la lectura), estaríamos dejando de lado otras igual de importantes (listening, gramática, conversación, pronunciación…).

El truco de establecerse objetivos cuantificables para un plazo de tiempo determinado suele funcionar mejor para los hombres, y para todas las personas que disfrutan planteándose retos personales.

-       Busca apoyo en tu entorno: Si eres la clase de persona a la que le cuesta lanzarse a los desafíos a solas, te puede ayudar implicar en tu proyecto a más personas (familia, amigos, pareja, etc.). Esto es válido especialmente para las mujeres, que mejoran mucho sus probabilidades de éxito si sienten el apoyo de otras personas que compartan su objetivo, o para todas las personas con una actitud más colaborativa que autodidacta. Si es tu caso, puede venirte bien ir a clases de inglés. Pero atención, las clases sólo pueden ser un apoyo, y nunca tu única fuente de práctica del inglés.

 

Vamos a ver ahora 5 consejos para mejorar tu inglés en el nuevo año. Si los aplicas seguro que conseguirás mejorar mucho tu nivel.

 

5 consejos para mejorar tu Inglés en el Año Nuevo

1.    Esfuérzate como nunca lo has hecho hasta ahora: Hay un arma secreta (creo que no debería ser tan “secreta”, pero por desgracia lo es cada vez más) para aprender inglés. Tienes que hacer ESFUERZO. ¿Te sorprende? Probablemente has oído hablar de métodos de inglés que te prometen aprender fácilmente, sin esfuerzo. No creo en esos métodos. Nada que merezca la pena en la vida se consigue sin esfuerzo. He aquí la otra cara de la moneda: con esfuerzo se puede conseguir aprender muchísimo inglés. No importa qué nivel tengas, si te lo tomas en serio puedes conseguir un gran avance. Puede que hayas estudiado inglés antes en tu vida, pero plantéate sinceramente ¿realmente hice todo lo que pude? ¿di el máximo de mi capacidad en aquella ocasión?. La vida siempre presenta nuevas oportunidades. Este puede ser el momento en el que empieces a mejorar tu inglés como nunca lo has hecho hasta ahora, no importa las veces que hayas fracasado en esto en el pasado.

Ahora bien, si quieres tener este nivel de esfuerzo, necesitarás una motivación igual de fuerte. Para ello presta atención al siguiente consejo.

2.    Lleva el inglés “a tu terreno”: Algo que me he encontrado en la inmensa mayoría de alumnos a los que he dado clase a lo largo de los años es que no estudian inglés porque quieren, si no porque alguien se lo ha recomendado (o mandado en algunos casos). Algunos alumnos estudian inglés porque se lo han dicho en el trabajo, o en los más jóvenes, porque se lo han dicho sus padres. Otros muchos alumnos estudian inglés simplemente porque en la mayoría de trabajos se valora tener un buen nivel de inglés. Todos estos motivos pueden ser un aliciente, pero no pueden ser tu motivación principal si quieres hacer un verdadero avance en el inglés. Si vas a aprender inglés de verdad, tiene que ser porque tú quieres, porque tú lo has decidido.¿Por qué te puede motivar aprender inglés? Pues sencillamente porque es la herramienta de comunicación más poderosa a nivel mundial. Si manejas el inglés (y además el español) puedes comunicarte con gente de casi todo el mundo. Y como el inglés es un idioma tan extendido, se utiliza para todo tipo de temas. Si tienes cualquier tipo de interés personal o hobby, no tienes más que enfocar el uso de tu inglés a ese terreno personal. Es lo que llamo llevar el inglés “a tu terreno” (puedes encontrar un artículo entero sobre este tema en este enlace). Si te interesa aprender inglés porque necesitas aprender sobre algo que te interesa, porque tienes un proyecto personal o una empresa, o porque tienes un interés personal en progresar en el trabajo, tienes muchas más probabilidades de conseguirlo.

3.    Sé constante: No sé si eres aficionado a los deportes, pero yo lo soy mucho, y hay algo que ocurre cuando nos entrenamos para ponernos en forma. Si, por ejemplo, salimos a correr todos los días (o por lo menos un número constante de días a la semana), notamos una evolución en nuestra forma física. Cada vez nos sentimos mejor, perdemos peso, nos sentimos más ágiles, corremos más ligeros. Pero si por algún motivo tenemos que parar unos días también lo notamos. Rápidamente perdemos la agilidad, recuperamos parte del peso perdido, y cuando intentamos correr vamos bastante más lento que antes.

Con el inglés nos pasa exactamente igual. Si le dedicamos un tiempo todos los días al inglés, notaremos que poco a poco vamos ganando fluidez, tanto para entender como para expresarnos. De poco sirve que te tires un fin de semana entero practicando el inglés si luego vas a pasarte dos meses sin tocarlo. Es mucho mejor que te plantees como objetivo dedicarle todos los días una cantidad de tiempo fija (¡por pequeña que sea!, ¡aunque sean 15 minutos!).

Y como decíamos antes, no te preocupes si por circunstancias especiales no puedes practicar un día o varios. Si tienes un traspié, levántate de nuevo, sacúdete el polvo y vuelve a tu rutina diaria. Te puedo garantizar que si haces esto de forma regular, vas a aprender muchísimo inglés.

4.    Practica todas las destrezas por igual: Para aprender inglés bien, es necesario que practiques todas las destrezas. Las destrezas básicas en inglés son:

-       Gramática.

-       Vocabulario.

-       Pronunciación.

-       Comprensión de lectura.

-       Comprensión auditiva (listening).

-       Conversación.

-       Escritura.

Es normal que te resulte más fácil trabajar una (o varias) destrezas que las demás, porque se te de mejor. Mi intención no es ser aguafiestas, pero normalmente la destreza que menos nos divierte practicar es la que más nos hace falta. Si no disfrutamos el listening es probable que sea porque no se nos da bien, pero precisamente por ello es especialmente importante que lo practiquemos lo más posible.

A lo mejor te habrás fijado en que las tres primeras destrezas que he mencionado arriba son  gramática, vocabulario y pronunciación. No es casualidad. Con mucha frecuencia mis alumnos detestan trabajar estas tres destrezas, pero a la vez, muy a menudo son las que más necesitan practicar. Los alumnos que trabajan concienzudamente estas tres destrezas llaman la atención a la legua. Su uso del inglés es mucho más consistente. Podemos compararlo con el fondo físico en un deporte. Quizá entrenar para conseguir fondo físico no sea lo más divertido, si practicas por ejemplo tenis, pero si tienes un buen fondo físico, jugar al tenis te resultará mucho más fácil.

Si dedicas un poco de tiempo cada día al inglés, procura que la práctica vaya repartida, de tal manera que por ejemplo cada día trabajes una destreza distinta, sin descuidar ninguna. Si hay una destreza que te resulta especialmente difícil, puedes dedicarle un poco más de proporción de tiempo, pero no te olvides de las demás.

En este blog encontrarás ejercicios y trucos para trabajar cada una de estas destrezas.

5.    Practica como los nativos: Lo que quiero decir con esto es que utilices material auténtico para aprender. Si vas a practicar listening, procura escuchar a gente nativa de habla inglesa (por ejemplo escuchando emisoras de radio extranjeras o podcasts). Si vas a practicar conversación, procura que esa conversación sea con gente cuya lengua materna sea el inglés (puedes encontrar trucos para ello en mi blog). Si vas a practicar la escritura escríbete con gente que use inglés como primer idioma (en foros, comentando en blogs, etc.). Si vas a leer en inglés, procura leer novelas, o bien material de páginas web de países de habla inglesa (periódicos online, foros, etc.). Lo mismo es aplicable a la pronunciación, procura aprender la pronunciación de gente nativa, o por lo menos de gente que haya aprendido a pronunciar casi como los nativos.

Aquí en el blog encontrarás trucos, ejercicios y herramientas para practicar tu inglés como los nativos.

Estos son los 5 consejos que te doy para mejorar tu inglés en 2013. Si te los tomas en serio y los aplicas, estoy seguro de que tu inglés mejorará muchísimo.

Si quieres algún consejo para mejorar, o simplemente comentarme cómo vas en tu progreso con el inglés puedes escribirme un comentario en este post o escribirme al email necesitoingles@gmail.com

Un saludo, mucho ánimo con el inglés y …

HAPPY NEW YEAR!!! (¡¡¡FELIZ AÑO NUEVO!!!)

If you enjoyed this post, please consider leaving a comment or subscribing to the RSS feed to have future articles delivered to your feed reader.