Consejos para hacer un examen de inglés

Consejos para hacer un examen de inglés

En estas fechas del año, tanto profesores como alumnos solemos estar muy ocupados con exámenes. En este post vamos a ver algunos consejos para hacer un examen de inglés lo mejor posible. Así que vamos con ello, ahí van mis consejos:

  1. Es sólo un examen – Es posible que por nuestras circunstancias, por nuestro carácter, por lo mucho que hemos estudiado, etc., le demos una importancia al examen mayor de la que verdaderamente tiene. No sé si te habrá pasado, pero yo he suspendido exámenes en mi vida (no de inglés, jeje, pero sí de otras asignaturas), y aunque me dolió, me sirvió como lección para mejorar, y sobre todo para darme cuenta de que no se acababa el mundo. En la medida de lo posible intenta ir al examen con relajación, como si simplemente pasaras por ahí, y mira tú por donde tienes que hacer un examen. A mi me ha ayudado a veces la actitud de reto, de desafío, de disfrutar el examen (por extraño que parezca), y en vez de pensar “¿qué pasará si suspendo?”, pensar “¿qué pasará si lo apruebo? ¡Voy a demostrar todo lo que sé!”. En cualquier caso recuerda, es sólo un examen, y hay cosas mucho más importantes en la vida.
  2. Sumérgete en el inglés los días previos – Sea cual sea el tipo de examen (oral, listening, gramática, etc.), puede ayudar mucho hacer una inmersión en los días previos. Para ello procura leer lo más posible en inglés. Si puedes escucha la radio, o ve la televisión en inglés. Si tienes familiares o amigos de habla inglesa, ponte en contacto con ellos en los días previos, y habla en inglés. Si utilizas redes sociales, procura interactuar en inglés. No soy ningún experto en redes sociales, pero sé que en Google + tienes la ocasión de organizar “hangouts”, que vienen a ser multiconferencias con webcam, sobre los temas más diversos. Puedes incluso cambiar las opciones de tu móvil, televisión etc, para que los menús aparezcan en inglés. Todo esto te puede ayudar a crear un estado mental en el que “pienses en inglés”, y te sientas con más confianza al afrontar el examen.
  3. Prepárate con exámenes parecidos – Te interesa saber qué tipo de ejercicio vas a tener que hacer, y practicar lo más posible ese tipo de ejercicio. Por ejemplo, si vas a hacer listening, ¿tienes que rellenar huecos?, ¿contestar preguntas de elección múltiple? Entérate antes y procura hacer ese tipo de ejercicios lo más posible. En internet puedes encontrar ejemplos de casi cualquier tipo de ejercicio, de casi cualquier nivel.
  4. Léete bien las instrucciones – Este consejo puede parecerte una tontería, pero ni te imaginas la cantidad de errores que se cometen en los exámenes por no leer bien las preguntas. Por ejemplo, en una redacción, tienes que asegurarte de que entiendes bien el tema y el tipo de texto, antes de empezar a escribir. Un tema equivocado puede llevarte a un suspenso, y es algo que se puede evitar leyendo bien la pregunta. Lo mismo para las preguntas de elección múltiple. Léete con mucha atención todas las opciones, ya que algunas se ponen para despistar, y tienes que tener claro lo que te piden, y qué significa cada opción.
  5. Utiliza tu imaginación – ¿Qué tiene que ver la imaginación con un examen? Pues me refiero a que si tienes un ejercicio de rellenar huecos (en listening, o en comprensión de lectura), puede venirte muy bien, antes de elegir la respuesta leer el texto y tratar de imaginar que palabra (o tipo de palabra) encajaría en el texto. Una vez hecho esto puedes ir a las opciones que te dan, y elegir la que se parezca más a la que habías pensado.
  6. Si te toca un tema difícil – Es posible que en una redacción o ejercicio oral te toque un tema que no te gusta, o del que sabes poco. Esto tiene muy poca (más bien diría ninguna) importancia a la hora de valorar el ejercicio en sí. Lo que importa es que uses el idioma con fluidez, usando bien el vocabulario, la gramática, los conectores, la pronunciación… Que se entienda lo que estás diciendo. Te puedes dedicar a explicar por qué no te interesa el tema, o por qué no sabes nada sobre él, siempre que lo hagas con fluidez, y usando bien las estructuras del idioma.
  7. Estudia y practica – Si tienes lagunas en gramática y vocabulario, no hay más remedio que estudiar y practicar los puntos que te resulten más difíciles. Hay cosas que puedes practicar por tu cuenta como los monólogos, y otras para las que necesitas otra gente (diálogos, redacciones, etc.). Por eso te recomiendo que si usas redes sociales, les saques partido y te pongas en contacto con gente de habla inglesa.

 Sólo me queda desearte mucha suerte y mucho ánimo para tus exámenes, y recuerda, son sólo exámenes, hay cosas más importantes en la vida.

Espero que te hayan resultado útiles estos consejos para hacer un examen en inglés. Si tienes alguna duda o comentario, me puedes escribir en el recuadro debajo de este post.

Un saludo y ¡mucho ánimo con el inglés!

Fotografía de albertogp123